Como funcionan las impresoras 3d en los sectores profesionales

Los consumidores interactuarán con la tecnología de manera nuevas y emocionantes que afectarán la forma en que cocinamos, limpiamos, conducimos, trabajamos y vivimos. En la industria de la tecnología, es aún más prometedor y tiene una intriga mucho más profunda.

Romper la barrera de velocidad y funcionalidad

No hay razón para que las piezas metálicas y de plástico de impresión rápida no sean también funcionales e inteligentes. Estos productos requieren sensores, antenas y encapsulación, y la electrónica impresa en 3D puede reducir los procesos tradicionales de diseño y desarrollo de días a horas.

Diseño generativo dirigido por inteligencia artificial

El diseño ya no estará limitado por la experiencia humana. El diseño ya se está volviendo evolutivo. El diseño generativo también reproduce las propiedades humanas.

El diseñador simplemente articulará los objetivos de diseño y los parámetros de material y hará el resto, explorando permutaciones de diseño casi infinitas basadas en conceptos de diseño existentes.

Una fabricación aditiva más eficaz permitirá que las cadenas de suministro de fabricación sean más rápidas y fáciles de desplegar, lo que evitará las fronteras internacionales y reducirá drásticamente los costes para el consumidor.

Nueva impresora 3D encogible

La impresión en 3D, hará que la impresión en 3D de pequeños objetos sea más fácil. La idea detrás de la impresora 3D es imprimir un objeto y luego encogerlo al tamaño requerido. Lo más sorprendente de esta impresora 3D es que puede adaptarse para trabajar con diferentes materiales como metales, puntos cuánticos e incluso ADN. También se pueden imprimir formas complicadas como cadenas de eslabones microscópicos.

El mecanizado de plástico es un procedimiento común en la industria. Existe una gran variedad de polímeros. Existe la impresora 3d profesional de Tresdpro R1, puedes conocerla en la web: http://tresdpro.com.

Las impresoras 3D clásicas con el uso de la fabricación aditiva, es donde normalmente se construye una estructura capa por capa, añadiendo material a medida que se sube en capas.

Pero este método no es ideal para estructuras que no se pueden construir de abajo hacia arriba. En su lugar, puede utilizar una técnica en la que puede tener un medio para el que construir su estructura en el interior. Los láseres se utilizaron para construir estructuras de un cm de tamaño dentro de un medio hecho de poliacrilato.

El poliacrilato actúa como un andamio que sostiene la estructura dentro de él. Los láseres establecen esencialmente un punto para la deposición de nanomateriales y nanopartículas en el material del andamio. Cuando se añade ácido a la mezcla, el material del andamio que sostiene la estructura se contrae, lo que hace que la estructura se contraiga con ella. La estructura que inicialmente se hizo de un cm de tamaño en la actualidad se ha reducido a unas pocas decenas de nanómetros.

Probaron objetos como cubos huecos enlazados que son casi imposibles de hacer con la fabricación aditiva normal.

Las impresoras 3D encogibles podrían utilizarse para fabricar objetivos ópticos pequeños y de alta resolución para la conducción de automóviles. Pero hay un amplio uso de aplicaciones para este proceso ya que la tinta para la impresora también podría ser ADN o metal. Las posibilidades son infinitas.