Como puede cambiar un neumatico pinchado

Es importante tener en cuenta que los neumáticos permitirán que puedas desplazarte en tu coche, pero un clavo puede jugarte una mala pasada. Debes tener tu coche en buen estado siempre, y lo mejor es comprar tus repuestos en piezasdesguace.eu, porque allí encontrarás los repuestos que necesitas a los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, tu coche puede estar en perfecto estado y aún así un neumático se puede pinchar en cualquier momento. Por este motivo, te he preparado este post, para que puedas saber el procedimiento básico para que puedas cambiar un neumático pinchado.

Pasos para el cambio de un neumático

Cambiar un neumático pinchado es un procedimiento realmente sencillo y que puedes hacer en tan solo unos minutos, solo debes seguir estos pasos básicos:

Aparca el coche en un lugar seguro

En la medida de lo posible, siempre será mejor sacar el coche de las vías y aparcarlo en un lugar que sea plano para evitar accidentes. También es aconsejable colocar elementos de seguridad como el triángulo para que otros conductores se percaten de tu presencia.

Si es de noche, debes asegurarte de llevar un chaleco reflectivo y de encender las luces de emergencia de tu coche. De esta forma será mucho más seguro cambiar el neumático de tu coche evitando accidentes.

Retira el neumático pinchado

Debes asegurarte de aflojar levemente las tuercas antes de que subas el coche en el gato, porque esto te permitirá conseguir unos mejores resultados. Sube el coche en el gato, y procede a aflojar las tuercas para evitar cualquier tipo de inconveniente.

Cuando retires el neumático pinchado, asegúrate de colocarlo debajo del coche junto al gato, porque así podrás evitar cualquier accidente en caso de que el gato falle. Es momento de que vayas por el neumático de repuesto para que puedas colocarlo en su sitio.

Instala el neumático de repuesto

Es importante colocar el neumático de repuesto en su lugar, y fijarlo con las tuercas de forma que se sostenga por sí solo. Será el momento de retirar el neumático que está bajo el coche y bajar el coche del gato.

Cuando el coche ya esté en el suelo, asegúrate de que apretarás nuevamente las tuercas con la mayor cantidad de fuerza posible. De esta forma, podrás asegurarte de que no vayas a tener accidentes más adelante por unas tuercas flojas, y después puedes recoger todas las herramientas y continuar con tu camino.