La apasionante vida de un mochilero

pensiones baratas.eu

Tras años decidiendo que hacer con mi vida, creo que he tomado la decisión más acertada, y si o es así por lo menos sí que es la que más me apetece. El próximo año lo voy a dedicar a ser mochilero por España, ojala y me atreviera a hacerlo por Europa, pero ni tengo medios ni coraje. Pero España si que creo que soy capaz de afrontarlo, las ciudades más importantes y los lugares más pintorescos, de norte a sur en un año, para eso si estoy capacitado.

Ya estoy preparando todo para no tener imprevistos antes de empezar la aventura. Creo que tengo todo controlado, el recorrido va a ser en coche así que tengo un listado de desguaces y talleres por lo que pueda pasar, otro listado de centros médicos y hospitales y los datos de las pensiones que he encontrado en pensionesbaratas.eu para saber donde pasar la noche de cada día, hasta que el cuerpo aguante dormiremos en el coche, nos vamos Paco, Lucas y yo, un trío calavera que seguramente va a pasar más días de penurias que de glorias, pero que de experiencias así se aprende mucho en la vida.

Yo estoy muy emocionado ya que le tenía muchas ganas a este proyecto desde hace ya algún tiempo. No lo he hecho antes por motivos económicos, vamos por lo que más de la mitad de la población española no hace las cosas que se propone o le gustaría hacer. Yo voy a aprovechar las circunstancias y el viento que sopla a mi favor para coger impulso y realizar mi sueño, antes de poder arrepentirme.

He tenido que pedir una excedencia en el trabajo para poder llevar a cabo esta locura, así que es ahora o nunca. Si hace unos años me dices que esto iba a pasar te hubiera tachado de loco, pero realmente va a pasar y estoy deseando que ocurra. Imagina la cantidad de anécdotas que podré contarle a mi madre cuando vuelva de mi viaje. Sé que va a ser un poco duro estar separado de mi madre pues vivo con ella desde que mi padre murió y no nos hemos separado desde entonces. La mujer es una medre excelente y le estoy muy agradecido por todo el apoyo que me brinda y por quererme tanto, aunque a veces me tire los trastos a la cabeza.