Un aniversario con sorpresa incluida

pildoradeldiadespues.es foto 3 (2)

Hace muchos años que estamos felizmente casados mi marido y yo, pero la verdad que entre la casa, los niños, el trabajo y un cúmulo de cosas te vas metiendo en un pequeño bucle de rutinas que haces todos los días de la que te ves incapaz de salir y aunque no lo creamos esto puede hacer que la pareja se resienta en gran medida. Nosotros llevamos tiempo dándonos cuenta y como se suele decir luego el uno por el otro la casa sin barrer, llevamos tropecientos años o más bien desde que las niñas nacieran que no celebramos ni un aniversario solos, siempre hemos hecho cena para todos, la verdad que creíamos que no había mejor manera de celebrar un año más de nuestro amor con quienes más queríamos y que eran precisamente fruto de ese amor que nos tenemos. Aunque hemos sido criticados en un montón de ocasiones por nuestros familiares, no de malas si no en plan de decirnos que los aniversarios son para celebrarlos en pareja y no con niños, decidimos el mes pasado celebrarlo de una vez como merecíamos, y así lo hicimos.

Las niñas se fueron con mi madre y la casa quedó para nosotros solos, salimos a cenar a un buen restaurante ya ni nos acordábamos de lo que era eso, y la verdad que nos gustó bastante, nos tomamos una buena botella de vino aunque creo recordar que al final fueron dos, y cenamos como hacía tiempo no lo hacíamos. Hablamos de todo un poco y sobre todo de nosotros de cómo nos sentíamos después de tantos años y de lo fuerte y rocosos que ha llegado a ser nuestro amor, bailamos hasta cansarnos, nos besamos casi hasta dolernos los labios, y llegamos a casa con muchas ganas de hacer el amor, tanto es así que no nos acordamos si quiera de poner ninguna clase de protección. Lo disfrutamos creo que como nunca y al terminar y esperar que se quitara el preservativo y comprobáramos como siempre que no había ninguna rotura, nos dimos cuenta que no lo habíamos utilizado, de un salto nos levantamos de la cama, tenemos muy claro que no queremos tener más hijos, y lo que primero se me ocurrió fue llamar a mi hermana y preguntarle ella es enfermera y era la única que me podría aconsejar. Me dijo que fuera a la farmacia y pidiera la pildoradeldiadespues y eso fue lo que hice, por suerte todo quedo en un susto y con un aniversario con anécdota incluida que poder recordar.